Does high flow therapy play a role in lung transplantation?

High flow nasal cannula therapy (HFNC) may be useful in patients who undergo lung transplantation. There is some isolated experience of its successful use in patients with interstitial lung disease who are awaiting transplantation and have exacerbations with acute respiratory failure. Avoiding intubation and mechanical ventilation is very desirable in these patients. But where more literature exists is in patients already transplanted, in this case seeking to optimize the results of extubation. Thus, some studies support the usefulness of high-flow therapy in patients with a high risk of post-extubation failure. In these patients, non-invasive mechanical ventilation has been compared with HFNC, demonstrating a lower incidence of reintubation among patients who received high-flow. Masclans et al. were able to show for the first time in a non-randomized retrospective study in transplant patients re-admitted to an ICU with symptoms of acute respiratory failure, that the HFNC reduced the need for invasive mechanical ventilation in up to one third of patients, which improved survival In lung transplant recipients. HFNC may be useful to accelerate extubation in some patients and to provide support for those who are readmitted with hypoxemia, thus avoiding intubation and invasive ventilation and the associated impact on prognosis. These results are encouraging and put on the table the need for more studies in patients receiving lung transplantation. We must not forget that delaying intubation and invasive ventilation in cases in which the technique fails, is associated with a worse prognosis of the patient. The HFNC can play, therefore, a very important role both in patients who are awaiting transplantation, and in those who have already been transplanted.


¿Juega algún papel la Terapia de Alto Flujo en el trasplante de pulmón?.


La terapia de alto flujo por cánula nasal (TAFCN) puede ser útil en pacientes que son sometidos a trasplante pulmonar. Existe alguna experiencia aislada de su utilización con éxito, en pacientes con enfermedad intersticial pulmonar que se encuentran en espera del trasplante y presentan exacerbaciones con fallo respiratorio agudo. Evitar la intubación y la ventilación mecánica en estos pacientes es muy deseable. Pero donde más literatura existe es en pacientes ya trasplantados, en este caso buscando optimizar los resultados de la extubación. Así, algunos estudios respaldan la utilidad de la terapia de alto flujo en pacientes con alto riesgo de fallo postextubación. En estos pacientes, se ha comparado la ventilación mecánica no invasiva con la TAFCN, demostrándose una menor incidencia de reintubación entre los pacientes que recibieron alto flujo. Masclans et al pudieron mostrar por primera vez en un estudio retrospectivo no aleatorizado en pacientes trasplantados reingresados ​​a una UCI con síntomas de insuficiencia respiratoria aguda, que la TAFCN redujo la necesidad de ventilación mecánica invasiva en hasta un tercio de los pacientes, lo que mejoró la supervivencia. En los receptores de trasplante de pulmón, la TAFCN puede ser útil para acelerar la extubación en algunos pacientes y para proporcionar apoyo a aquellos que son readmitidos con hipoxemia, evitando así la intubación y la ventilación invasiva y el impacto asociado en el pronóstico. Estos resultados son alentadores y ponen encima de la mesa la necesidad de realizar más estudios en los pacientes receptores de trasplante de pulmón. No debemos olvidar que retrasar la intubación y la ventilación invasiva en los casos en los que la técnica falla, se asocia con un peor pronóstico del paciente. La TAFCN puede jugar, por tanto, un papel muy importante tanto en los pacientes que están en espera de trasplante, como en los que ya han sido trasplantados.




52 vistas3 comentarios